ATENCIÓN PRECOZ

     El desarrollo infantil es la progresiva adquisición de funciones como el control postural, la autonomía de desplazamiento, la comunicación, el lenguaje verbal y la autonomía social vinculada al proceso de maduración del sistema nervioso iniciado en la vida intrauterina y a la organización emocional y psicológica.

    A veces este desarrollo puede sufrir alteraciones o dificultades que provocan unas necesidades permanentes o transitorias, a las que nosotros intentamos dar respuesta bajo un conjunto de actuaciones planificadas con carácter global e interdisciplinario.

    La detección de estas posibles alteraciones es el aspecto fundamental de la atención precoz, ya que cuanto antes se haga una detección, más garantías habrá de prevenir patologías añadidas y conseguir mejoras funcionales.

    En todas las intervenciones consideramos importante no sólo al niño/a, sino también a la familia, el colegio y el entorno en el que vive. Es por esto que también ofrecemos asesoramiento a las familias sobre el desarrollo de sus hijos como soporte a la crianza.

Las sesiones de atención precoz proporcionan una ayuda muy beneficiosa en:

• Dificultades motoras y/o sensoriales.
• Dificultades cognitivas
• Trastornos afectivo-emocionales
• Trastornos de conducta
• Dificultades en el lenguaje
• Retraso evolutivo
• Etc…